¿Qué es compliance?

Delitos susceptibles

Los delitos por los que pueden imponerse penas a las empresas que no se doten de un sistema Compliance son los siguientes:

  • Tráfico de órganos humanos
  • Trata de seres humanos
  • Prostitución, explotación sexual y corrupción de menores
  • Descubrimiento y revelación de secretos y violación informática
  • Estafas
  • Frustración de la ejecución
  • Insolvencias punibles
  • Daños informáticos
  • Contra la propiedad intelectual e industrial, el mercado y los consumidores
  • Blanqueo de capitales
  • Financiación ilegal de partidos políticos
  • Contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social
  • Contra los derechos de los ciudadanos extranjeros
  • Urbanización, construcción o edificación no autorizables
  • Contra los recursos naturales y el medio ambiente
  • Relativos a la energía nuclear y a las radiaciones ionizantes
  • Riesgos provocados por explosivos y otros agentes
  • Contra la sanidad pública
  • Contra la sanidad pública (tráfico de drogas)
  • Falsificación de moneda
  • Falsificación de tarjetas de crédito y débito y cheques de viaje
  • Soborno
  • Tráfico de influencias
  • Delitos de odio y enaltecimiento
  • Financiación del terrorismo
  • Contrabando

Cuando la actividad delictiva se cometa mediante entidades sin personalidad jurídica (UTE, comunidades de bienes, comunidades de propietarios), se contemplan también estos delitos:

  • Referentes a la manipulación genética
  • Alteración de precios en concursos y subastas públicas
  • Negativa a actuaciones inspectoras
  • Delitos contra los derechos de los trabajadores
  • Falsificación de moneda
  • Asociación ilícita
  • Organizaciones y grupos criminales y terroristas

Si tienes alguna duda sobre qué es Compliance y cómo puede afectarte, contacta con nosotros.